Sensibilidades

En las escenas de impro que hacemos improscritos Barcelona se mezclan una amalgama de cosas que hacen que el espectador que ve la impro se ría, pero también tenemos que tener en cuenta que el público es soberano y puede que alguna cosa que se diga o se haga le moleste, obviamente no con intención, nunca queremos molestar, aunque sí provocar, pero una provocación humorística, satírica y mordaz.

Básicamente las escenas que le proponemos al público es para hacerle reír con hilarantes historias, con chascarrillos, caras, gestos, muecas y ruidos cómicos, chistes más o menos bien hilvanados, pero siempre con la sana intención de llegar a la raíz de la risa.

Pero en el humor (impro, monólogo, gag, escenificación etcétera) también hay espacio para personas que no aceptan de buen grado ciertas parodias, la intensidad, la intención de ciertos chistes, las imitaciones, los comentarios o ironías de cualquier índole y que una vez escuchados se lo llevan de manera consciente, o no, al terreno de lo personal como un ataque, porque simplemente consideran que se les falta al respeto a ellos en primera persona o bien a un colectivo de personas (homosexuales, mujeres niños, personas desfavorecidas…), presentes o no en el show.

Ser crítico con lo que uno ve, lee, admira o presencia es fantástico y necesario, pero en el humor cada día, en cada actuación, cada frase, gag, escena, gesto, insisto, en cualquier tipo de forma de humor presente en nuestra sociedad, se anda en la cuerda floja,  se hace broma de cosas, sucesos, noticias y personas presentes en nuestro día a día, a veces el humorista/cómico, tiene más la intención de denunciar una situación de manera mordaz por medio del humor que de faltar al respeto a nadie, pero eso no quiere decir que no ocurra y que en alguna ocasión se verbalizan cosas que pueden estar fuera de lugar, somos humanos y nos equivocamos, abogamos por la libertad de expresión pero no vale ampararse en ese escudo para menospreciar a colectivos desprotegidos o para ensalzar dictaduras, holocaustos o ciertas situaciones.

Creo que se puede hacer humor de todo, pero considero que hay humor bien hecho, bien construido y de calidad, con el cual puedes hablar, creo, de cualquier tema, luego está el humor mal hecho, utilizando un chiste fácil, inoportuno o desgraciado, en tal caso, no importa de lo qué estés hablando, podrás herir susceptibilidades hablando de cualquier tema.

También está el cómico/humorista que busca hacer humor a costa de desgracias ajenas, escenas, fotografías duras, muertes de personas, terrorismo y un largo etcétera de situaciones dramáticas haciendo un chiste gráfico, colgando en Facebook un comentario presuntamente gracioso, o en twiter, siempre amparándose en la archiconocida “libertad de expresión”, en mi opinión cabe pensar, si eres y te consideras humorista/cómico y aprovechas para hacer un chascarrillo cómico respecto a la muerte cierta persona, tal vez, tengas que plantearte la posibilidad que ese comentario, en algunos casos, mal elaborado, un chiste patoso, un gag infeliz y poco afortunado que posiblemente podría hacer “cualquiera” (pero no profesional del humor), no considero que atreverse a hacer este tipo de chistes te hace un buen cómico, dará que hablar, pero, ¿realmente eres un buen cómico soltando ese chistecillo construido a base de reíste de una desgracia de grandes proporciones?, insisto, en ningún caso prohibir, pero posiblemente, como cómico, estaría bien plantearse si ese tipo de chiste es necesario, ¿aporta?, tiene espíritu crítico?, ¿denuncia una situación?, ¿tiene un fin?, ¿o tan solo se busca levantar ampollas? sin más pretensión, esos chistes sin duda te colocará entre los cómicos que se ven capaces de decirlos e interpretarlos, pero una de las preguntas es si esos chistes  y te harán mejor humorista, ¿hacía donde te catapultan?, insisto, sigo pensando que no hay que prohibir, viva la libertad de expresión, pero puede que como humoristas, cómicos debamos construir chistes desde el dolor pero con alguna intención más elaborada que el herir por herir .

Sin duda es una opinión y un punto de vista que quería poner en tela de juicio

David Simón

 

 

Heckler

Para los que no lo sepáis, un heckler es una persona que interrumpe durante un espectáculo, los shows más susceptibles de sufrir estas interrupciones por parte de estos individuos con gran afán de protagonismo son los monologuistas y como no, los actores/cómicos de la impro también son víctimas propicias.

Los hecklers pueden ser simpáticos, domables, pesados, insolentes, insoportables y en muchas ocasiones su comportamiento está condicionado a la ingesta excesiva de alcohol.

Básicamente sus interrupciones se basan en vociferar algún comentario que viene, o no, a colación de lo que el cómico está explicando con la esperanza de ser más graciosos y acaparar la atención por encima del profesional que está en el escenario.

Sin duda interactuar con el público es agradable, muchas veces es divertido y muchas otras enriquecedor para el show, le da frescura y vivacidad,  y algunas intervenciones son divertidas y aportan buen rollo, eso sí, no se puede convertir en un diálogo monótono o en un debate estéril y mucho menos caer en el improperio o rebajarse a insultar pura y llanamente.

Algunas veces el heckler se da cuenta que está fastidiando al resto de público y puede quedar mal parado, si es así, calla, pero en otras la verborrea no tiene fin, las interrupciones y comentarios son constantes y consigue violentar al resto de personas que quieren seguir disfrutando del show.

Hacer callar a un heckler no es tarea fácil si se quiere hacer de manera más o menos educada y sibilina, de entrada porque si un individuo de estas características se permite el lujo de interrumpir constantemente es, porque obviamente, no valora las horas de dedicación, escritura y ensayo que has invertido en ese texto o función, es un menosprecio descarado a tu profesión, son intromisiones que seguramente esa persona no permitiría en su puesto de trabajo, y a no ser que el dueño o responsable del local advierta a esa persona seguramente serás tú quien tenga que lidiar con esa piedra en el zapato, aunque también puedes tener la colaboración de alguna persona del público que te eche una mano y consiga hacer callar al heckler con algún método menos heterodoxo que el tuyo.

En todo caso el heckler, existe y siempre existirá por los espectáculos, no hay un remedio eficaz contra ellos, pero armarse de paciencia y desear suerte para que se calle no está de más.

Impro

En nuestros shows de impro buscamos siempre la participación de la gente, nos gusta implicar al público desde el minuto uno, nosotros empezamos la impro antes de subir al escenario. La primera toma de contacto con el respetable es muy importante, hay muchas personas que nunca han visto un show de impro y queremos gustar, que salgan con un buen sabor de boca, y unas risas por montera, y los que ya han visto un show de impro queremos que lo vuelvan a disfrutar y si puede ser repetir, con improscritos a ser posible.

Los actores de improscritos no somos equidistantes con el público que viene a vernos o con las empresas que nos contratan, no nos escondemos entre bambalinas esperando a que la gente se siente, cuidamos, resolvemos dudas, hacemos bromas, explicamos qué tipo de show de impro encontraran, les pedimos la participación a partir de una frase escrita fruto de su (en algunos casos “locura”) de esta manera vamos inmiscuyendo a la gente al show de impro, mantenemos contacto directo y constante con nuestro público, analizamos qué tipo de personas hay, tomamos la temperatura de nuestro público, si es joven, no tan joven, se conocen entre ellos, es un cumpleaños, una celebración, una empresa, incluso algunas veces tenemos información previa de “alguien” presente, una vez sentados ya puede empezar el show de impro.

Todas las cosas que hemos hecho con anterioridad ya nos han abierto las primeras puertas, el pre show, la impro ya había empezado en el momento de conocernos, la música de inicio da el pistoletazo de salida a la segunda parte del show, aquí están los juegos, la participación, y, como ya nos conocemos someramente, cuesta un poco menos ser parte activa de nuestras locuras.

Las frases que escribe la gente son uno de los motores del show de impro, con ellas urdimos las escenas, adaptamos nuestras impros, les sacamos jugo e intentamos por todos los medios que salgan todas y cada una de ellas, siempre acompañado de humor e ingenio.

Algunas de las frases que escribe la gente dificultan nuestra lectura por un tipo de letra al estilo médico o por un tamaño raquítico que nos obliga a forzar nuestras cansadas vistas, bromas a parte, leer todas las frases que ha escrito el público es importante para nosotros, queremos integrar más al público a su show, sí, SU SHOW porque pese a estar realizado por los actores/cómicos, el show es SOLO del y para público de ese día, una frase, un chascarrillo interno de una empresa, una anécdota del homenajeado, una peculiaridad de alguien, son cosas internas que únicamente conoce el público de ese día, y fuera de ese contexto carece de sentido, es por ese motivo que los actores/cómicos de la impro fusionamos esas frases, ese chascarrillo, ese trabajad@r con alguna peculiaridad divertida, al público en general y todo ello aderezado con nuestro particular manera de hacer humor para convertirlo en un divertido cóctel molotov que explota en sonoras carcajadas.

3,2,1…impro!

Show de improvisación

En Improscritos Barcelona personalizamos los shows de improvisación para que tú evento de empresa, aniversario, animación, fiesta, sea único e irrepetible.

Sabemos que hay muchos eventos en Barcelona, y sí, hacemos espectáculos en Barcelona, pero también podemos salir dónde nos reclamen.

El hilo conductor de todos nuestros shows de improvisación es el humor, otro importante ingrediente es la participación del público, que poquito a poco lo vamos integrando como una parte activa de nuestras improvisaciones, además nuestro público tiene un papel esencial en el desarrollo del show, da igual que sea una fiesta, una celebración, un cumpleaños, un evento de empresa, ya que las frases que se escriben se incorporaran a las improvisaciones de improscritos.

Los shows de improvisación pueden ser de un mínimo de dos actores cómicos, resaltamos que esta disciplina, además de solicitar al actor sus dotes para adquirir personalidades, también es un requisito imprescindible tener propiedades cómicas para obtener risas, no sólo es importante interpretar a los personajes en cada improvisación, sino que las intervenciones han de tener una dosis de humor suficiente para que el público se ría con ellas.

Sabemos que el listón está muy alto, pero también tenemos el feedback de nuestros espectadores, de las sensaciones, el nivel de risas de cada espectáculo y nos llegan muy buenas criticas que nos hacen continuar por la misma línea, nos seguimos esforzando para que cada cumpleaños, celebración, boda, evento de empresa, fiesta, tenga lo mejor de nosotros.

Al público le gusta que le sorprendan, y nuestras propuestas escénicas así lo hacen, por muchos motivos, porque la improvisación de cada evento es distinta a la otra por muchos y dispares condicionantes, la edad del público, a la que nos adaptamos camaleónicamente, al tipo de empresa a la que está dedicado el evento, a la persona que cumple los años, porque la frases escritas son más verdes, críticas, ácidas o alocadas, y porque en todas se aúna indefectiblemente las ganas de querer pasarlo bien, las ganas de reír y en eso, ya llevamos muchos años consolidados.

En la cartelera barcelonesa, hemos tenido diversos shows y eventos en Barcelona de manera ininterrumpida, todos los shows de improvisación en Barcelona han gozado de muy buenas críticas, el teatro e improvisación es una arte escénica en boga, y mucha gente nos pregunta si las improvisaciones las traemos ensayadas, la respuesta es: rotundamente NO, lo cual no quiere decir que no ensayemos, pero es un tipo de ensayo dirigido a tener la mente ágil ante cualquier situación, palabra, intervención o ruido, a la compenetración con el compañero de escena, hacer una escucha activa en el escenario, para mejorar los juegos, hacer propuestas de mejora, pero nunca a preparar qué vamos a decir o hacer, sencillamente porque las propuestas del público lo impiden, las frases, la libre interacción truncaría cualquier intentó de preparar una improvisación, y además por un sentido ético de la escena y de honrar los shows, en improscritos respetamos la esencia de la improvisación.

 

 

1,2,3 impro

En los últimos años el teatro de improvisación ha ido calando entre el público, ya es una opción para ir a ver al teatro, o para contratar de manera privada, en cualquier tipo de celebración, evento, cumpleaños, boda etcétera.

Nuestra compañía, Improscritos en Barcelona, siempre ha apostado por hacer impro relacionada con el humor, nuestros juegos de impro involucran a nuestro público, a partir de una frase que alguno de los asistentes pueda escribir nosotros desarrollamos las escenas de impro, siempre con la premisa de conseguir arrancar unas sonrisas.

Nuestras escenas de impro suelen ser bastante gamberras, siempre buscamos la complicidad con el público, sin que ello conlleve a que la impro violente al participante pese a ser una parte activa del espectáculo y animación.

Empezamos hace siete años en la provincia de Barcelona, con nuestro estilo particular de hacer impro, y con los años nos hemos asentado.

Pese a que los juegos que proponemos en nuestros shows de humor y animación de impro se asemeja a los de otras compañías de nivel nacional, en Improscritos Barcelona los hemos dotado de una personalidad distinta, hemos adaptado esos juegos de impro a nuestra esencia en el humor.

Personalizamos los eventos, las celebraciones, animaciones, bodas, reuniones privadas, para que la persona o entidad que cuenta con nuestros servicios sepa que el show que hacemos ese día sólo vale para SU evento de empresa, cumpleaños, celebración, que ese show no nos lo llevamos a otro lugar, todo gracias a las frases del público asistente que le otorgan la personalidad al evento, y claro está a la profesionalidad de los integrantes de la compañía que conjugan el humor y la  participación del público para hacer de tú celebración, cumpleaños o animación lo más divertida posible.

Lo que ocurre en tú animación, cumpleaños, boda, reunión privada, fiesta, cena o  evento, ahí se queda.

 

BLOG3

¿Qué es la improvisación? y nuestra visión de esta disciplina teatral adaptada al humor

Según el significado del diccionario de la Real Academia de la lengua Española la improvisación es:

1. f. Acción y efecto de improvisar.

2. f. Obra o composición improvisada.

3. f. p.us. Medra rápida, por lo común inmerecida, en la carrera o en la fortuna de alguien.

En la Wikipedia nos define la improvisación como una disciplina/técnica teatral, la improvisación proporciona la oportunidad de actuar constantemente realizando ejercicios con los recursos disponibles y la imaginación. Mediante este procedimiento se fortalece el trabajo en equipo.

Bueno, esta es la teoría, el articulo de la wikipedia define de manera muy acertada, qué cualidades debe tener un actor para poder hacer improvisación, entre ellas están la escucha, aceptación, imaginación, espontaneidad, y la atención, todas son indispensables, pero vamos un poco más a allá, la improvisación teatral que realizamos en IMPROSCRITOS no trata de utilizar las improvisaciones para “salir del paso” constantemente o para un determinado momento de la obra, no es una disciplina sólo para poner un parche y seguir adelante con la escena planificada, y tampoco para salirse airosamente con una “morcilla teatral”, ¡para nada!, la improvisación es la base, el hilo conductor y la herramienta para cimentar nuestras escenificaciones, empezamos de cero, nunca sabemos qué vamos a hacer, desconocemos si hoy nos toca interpretar a una terrorífica señora, ponernos en la piel de un asesino, imitar a un niño sabelotodo, representar a un pesado en el metro, no sé el rol que tendré en cada improvisación, nos prestamos a las alocadas y originales ideas de la psique del público, ellos nos trasladan sugerencias en una frase escrita en un papel (nuestro “guion”), retos y desafíos mediante sus originales locuciones, estamos siempre a merced de las intenciones de la gente, nos entregamos a la agudeza del compañero en escena, de una idea, construimos desde una concepción, un pensamiento y la hacemos crecer por y para el humor, siempre, todos los sketch y mini historias que surgen, son para arrancar una sonrisa, la pretensión es la diversión por la diversión, el humor es la carta magna de improscritos, en esta disciplina, además de los ítems que precisa un actor de improvisación, exige de manera muy extrema, tener siempre en el cargador a tope de cartuchos con ocurrentes bromas de buen calibre, siempre divertidas e hilarantes, de manera constante, siempre con la intención de construir una historia divertida, irreverente o surrealista, eso sí, sería un craso error por parte del espectador (por no decir una temeridad) buscar la profundidad en el texto, o en la propia historia.

Para concluir, debéis saber que la improvisación teatral demanda de manera continuada al actor/cómico, y durante todo el espectáculo, el 100% de todos sus recursos como actor y cómico.