Impro en confinamiento

Estos tiempos que estamos viviendo son duros, muy extraños, y para casi todos es el paradigma de la novedad dentro de la reclusión en casa, que, en principio, no da para muchas actividades nuevas, así que hacemos impro en confinamiento.

Desde que nos dijeron que nos teníamos que quedar en casa han pasado muchas cosas, y prácticamente no ha variado nada. Creemos que estamos al final de el túnel de esta pandemia y al día siguiente nos levantamos con las estadísticas, café humeante en la mano, que ha vuelto a repuntar la cifra de muertos, y eso, es un bajón, se mire por donde se mire.

Humor entre recortes

Desde que estamos en democracia, nunca habíamos tenido un recorte de libertades tan flagrante, una restricción de derechos, sobretodo en lo que se refiere a nuestra capacidad de deambular, que no digo que no esté justificado, pero no me negarán que está nueva situación está en la antípodas de todo aquello que socialmente hacíamos, tan solo, hace un par de meses atrás.

Impro y entretenimiento en casa

Toca quedarnos en casa, y entretenernos, pasar el rato, matar el tiempo, es difícil, además no tenemos referencia de cómo afrontamos esto, es la primera vez que una pandemia afecta a este nivel a nuestras generaciones, posiblemente, nunca habíamos pensado que esto, podía suceder, lo dejábamos en manos de guionistas que plasmaban situaciones que hasta hace poco, nos parecían como mínimos, irreales y a día de hoy lo vivimos en nuestras carnes y de forma diaria.

Nos toca improvisar cada día, siempre a expensas de números, de la posibilidad de caviar la situación, en constate cambio en función de las estadísticas que arroja la televisión.

El día a día del confinado es difícil, aunque tengamos teletrabajo, familia e inquietos hijos muy demandantes actividades, tiene que haber momentos de todo, para informarse, jugar con los hijos, limpiar la casa, ordenar estanterías, mirar la televisión, ver series, charlar con nuestra pareja (si no vives solo, claro) plataformas digitales, Facebook, videollamadas con amigos y /o familiares, total, intentar pasar el rato de la manera más amena y entretenida posible.

Humor en casa

Toda esta situación ha roto la cotidianidad de nuestras vidas, aquello que seguramente no imaginamos que no podía ocurrir, está sucediendo, vivimos algo que nos cuesta reconocer.

Ir al supermercado con una mascarilla, llevar guantes de látex para tocar las cosas, entrar en un banco con una máscara sin levantar sospechas, cosas que tal vez nos parecían impensables hace mese, hoy, son una realidad.

Hay que buscar lo positivo en algo de todo esto, pese que para muchos, en especial quien ha perdido un familiar, no quiera oír hablar de “positividades” lo cual es de lo más comprensible.

Pero si no estás en la tesitura más trágica, hay que intentar darle algo de sentido a todo esto, no hace falta salir de este confinamiento con cuatro habilidades nuevas, veinte libros leídos, hacer ejercicio día y noche (qua algunos ya han hecho más ejercicio que en todo el año pasado) y siete cursos distintos hechos, se trata de aprovechar el tiempo, o darle un valor extra.

IMPROSCRITOS 2020

Des de IMPROSCRITOS, igual que muchos cómicos de este país hemos acentuado la iniciativa de hacer directos en instagram, o grabar programas de humor para que se puedan ver en redes, no solo en directo, si no a cualquier hora.

Tratamos que la gente confinada tenga un rato de entretenimiento gratis, llevar la improvisación a las casas, esperando que la gente se divierta y le pille gusto a esto de la impro para cuando acabe todo esto, gran frase “cuando acabe todo esto”.

Impro y teatro

Hay que consumir comedia para cuando volvamos paulatinamente a nuestras vidas queramos seguir consumiendo, en directo, cara a cara, desde una butaca del teatro, porque como actores ganas hay, ver todo el sector paralizado y no saber hasta cuando, es muy triste y desalentador.

Tenemos muchas ganas de vosotros, del público de vuestro calor, vuestros aplausos, que obviamente nos tenemos que ganar, ganas de oís vuestras risas, hacernos fotos con vosotros, compartir la experiencia del teatro junt@s, os aseguro que tod@s los cómicos estamos deseando regresar a los escenarios para haceros reír en directo, impro en confinamiento.

Risas e impro

De momentos entraremos en vuestras casas por las redes sociales, impro en confinamiento, ya que nos tenemos que acostumbrar a ello, esperando que sea momentáneo, para poder volver a vernos de nuevo las caras en una sala, un evento privado, un cumpleaños o por la calle para poder saludarnos y abrazarnos, que eso tamo se nos olvide.

Somos una sociedad que se adapta a casi todo, pero es que esto de estar separad@s de nuestros seres queridos es muy duro, no poder besarles, no poder oír su voz ni verles si no es a través de una pantalla es muy duro, puede que más que no poder salir a tomar el aire, esta separación forzosa, dejar en el aire el cariño, que aunque nos obligue a decir las cosas desde la distancia, sin duda echamos en falta el contacto, pero en todas las vertientes, los amigos, las reunimos para cualquier cosa, las celebraciones los encuentros casuales, hacer una cerveza “rápida” con un amigo.

Impro e instagram

Para olvidar esto, si no de manera total, si hacerlo de manera parcial, desde improscritos intentamos daros unas dosis de humor, impro en confinamiento, en formatos distintos, creando maneras, formas, ideas, vídeos que os entretengan, con la mejor de las intenciones.

Pronto esto va a terminar y poco a poco regresaremos a nuestras vidas, a la cotidianidad, y espero y deseo que necesitéis nuestras idioteces para que esa normalidad sea completa, para daros cuenta que el teatro en directo es parte de la normalidad de vuestras vidas, y la risa, aunque sea a momentos de vital importancia.