Vida improvisada

La vida es improvisación, casi de manera constante, incluso en nuestras tareas rutinarias diarias se pueden ver alteradas por cosas impredecibles. Vivimos una vida improvisada, y cada vez que pienso en esto me viene a la mente la teoría del caos, para refrescar conceptos de instituto, en la teoría del caos se habla de las pequeñas variaciones en dichas condiciones iniciales pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento futuro, imposibilitando la predicción a largo plazo, es la vida improvisada. Os dejo un enlace que explica mejor qué es la teoría del caos

Impro

El concepto que este profesor define como más fundamental en la improvisación. Y lo explica así: “Básicamente, cuando estás en el escenario con un compañero con el que tienes que crear una escena de improvisación, necesitas aceptar las elecciones de la otra persona. Entonces, si tu compañero de escenario propone que estáis en un control de aduana y eres un pasajero conflictivo, debes mantener una actitud afirmativa ante este hecho y añadirle algo más que complete la acción, poner algo de ti”. UNA ACTITUD AFIRMATIVA

Show de impro

Durante el desarrollo de un espectáculo, en el escenario no se tiene tiempo para pensar, es más no se debe pensar mucho para no perder la frescura de la respuesta, de la idea, no esperes a decir la frase o comentario más inteligente, si tardas pierde todo el valor. Los buenos improvisadores son muy hábiles en no tener que decir algo perfectamente formulado.

Improvisa

Muchas personas hemos tenido la sensación de pensar que: tendría que haber hecho o dicho lo primero que me vino a la mente, bueno, pues eso es lo que hay que hacer en la improvisación teatral, di lo primero que piensas, sin filtros, sin censura, haz lo que te pide el cuerpo hacer, no estás en la oficina, ni confeccionando un proyecto, te puedes liberar de esa carga de decir o hacer lo que «toca» o debes.

En cualquier caso, la improvisación requiere ser muy observador y prestar mucha atención no solo a lo que tu compañero de escena dice (o no dice) sino incluso a cómo se mueve, qué hace.

Ejercicios de improvisación

En algunas ocasiones, hay personas que en las primeras clases de improvisación, «yo es que no sé improvisar», y mi respuesta siempre suele ser la misma:

-Sin saberlo, cada día improvisas, en tu día a día, tomas miles de decisiones que no sabías que tendrías que tomar, y las tomas, pues la improvisación teatral es una extensión de la vida, pero en modo divertido y experimental, en el que puedes ser otra persona, y si lo que dices o haces no te gusta, no pasa nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *